Tarta Oreo

Tarta Oreo

Esta tarta de queso y galletas Oreo es súper fácil de preparar y le gusta a todo el mundo!!

Se trata de unas galletas centenarias: se crearon en Nueva York en 1912 y hay infinidad de variedades de diferentes sabores, pero en nuestra receta utilizaremos las clásicas.

Ingredientes:

* Base: – 100 gr. de galletas Oreo – 50 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

* Cubierta: – 3 galletas Oreo trituradas (sin el relleno)

* Relleno – 250 ml. de nata líquida ( de montar ) – 100 ml. de leche – 200 gr. de queso de untar (tipo Philadelphia) – 80 gr. de azúcar – Rellenos de las Oreo de la cubierta – 4 hojas de gelatina

Empezamos preparando la base. Separamos las galletas Oreo del relleno (guardadlo). Trituramos las galletas y las añadimos en un bol. Añadimos también los rellenos y la mantequilla, y lo mezclamos todo bien hasta obtener una pasta.

Lo ideal es utilizar un molde con fondo desmontable…si no, te aconsejo cubrir el recipiente con papel film, para así poder desmoldarlo una vez fría la tarta. Ponemos la mezcla sobre el fondo del molde y lo aplastamos bien con ayuda de una cuchara o similar, procurando que toda la base sea del mismo grosor. Una vez esté lista, meteremos nuestro molde en la nevera o el congelador para que la base se solidifique.

Ahora dejamos lista la cubierta! Separamos las 3 galletas Oreo del relleno (6 mitades de galleta en total, vaya), las trituramos y las reservamos para el final.

Para el relleno de la tarta, pondremos en un cazo la nata, la leche, el queso, el azúcar y los rellenos de la cubierta, a máxima temperatura y removiendo todo de vez en cuando.

Poned las hojas de gelatina en un bol cubiertas de agua durante 5 minutos para que se hidraten y queden blanditas. Cuando esté a punto de romper a hervir, añadiremos las láminas de gelatina escurridas y seguiremos removiendo la mezcla durante unos 4 minutos para que se disuelvan bien. No debe llegar a hervir, así que bajad el fuego un poco en caso de que aún removiendo esté demasiado caliente la mezcla. Cuando sea todo homogéneo, retirad el cazo del fuego y dejad reposar la mezcla durante unos 5 minutos. Pasado este tiempo, la añadiremos sobre la base fría. Volveremos a refrigerar la tarta durante al menos 4 horas (mejor de un día para otro) hasta que esté completamente cuajada.

Una vez lista, le añadimos las galletas trituradas por encima y… fin!! También se puede decorar con Oreo y mini Oreo en los laterales, queda genial!

Deja tu comentario